Noticias

Ver todas las noticias

Foto de Homenaje a Juan  Marinello en la Biblioteca Nacional de Cuba por el 120 aniversario de su natalicio

Homenaje a Juan Marinello en la Biblioteca Nacional de Cuba por el 120 aniversario de su natalicio

5/11/2018
Por: Maribel Duarte González, Biblioteca Nacional José Martí

Por Maribel Duarte González

La Sala de Referencias Leonor Pérez Cabrera de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí fue sed de un Homenaje al destacado político e intelectual cubano Juan Marinello Vidaurreta, con la Conferencia: Juan Marinello Vidaurreta en el 120 aniversario de su natalicio, a cargo del Profesor Rafael Suengas Martínez.

Participaron además Miembros del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los pueblos, de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana y de la Asociación de Amistad Cuba-Vietnam

Juan Marinello Vidaurreta nació EL 2 de noviembre de 1898 EN Villa Clara y murió el 27 de marzo de 1977en La Habana. Fue Doctor en Derecho Civil y en Derecho Público, poeta y brillante ensayista. Participó en la Protesta de los Trece, fue miembro del Grupo Minorista y del Movimiento de Veteranos y Patriotas.

Combatió los gobiernos de Alfredo Zayas, Gerardo Machado y Carlos Mendieta, por lo que sufrió prisión y exilio. Militante comunista desde muy joven, presidió el Partido Unión Revolucionaria y el Partido Socialista Popular. Fue delegado a la Asamblea Constituyente de 1940, representante a la Cámara, Senador de la República, vicepresidente del Senado y candidato presidencial a las elecciones de 1948.

Después del golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, sus actividades contra la dictadura de Fulgencio Batista lo llevaron a prisión en varias ocasiones. Tras el triunfo de la Revolución fue Rector de la Universidad de La Habana, embajador ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y vicepresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Perteneció al Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde su fundación en 1965 hasta su muerte.


Niña leyendo...