Noticias

Ver todas las noticias

Foto de De la historia contada por las revistas cubanas de los sesenta. El Mozambique de Pello el Afrocán

De la historia contada por las revistas cubanas de los sesenta. El Mozambique de Pello el Afrocán

15/9/2020
Por: Vilma N. Ponce Suárez, Biblioteca Nacional José Martí

Nadie le enseñó a tocar la tumbadora a Pedro Izquierdo Padrón, pues llevaba la música en la sangre. Su padre de joven había tocado ese instrumento en la orquesta de Belisario López. De niño le decían “Pello”, y luego, cuando comenzó a combinar golpes de distintos ritmos, pensó homenajear a África, y se llamó Pello el Afrocán. Se hizo director de orquesta, porque le gustaba dirigir y crear. Así concibió el Mozambique, baile popular que presentó por primera vez en la televisión a fines de 1962, y poco tiempo después, en 1964, ya gozaba de la preferencia de los bailadores. 


La revista “Cuba” en su número de mayo de 1965 abordó estos y otros detalles interesantes sobre Pello el Afrocán y su nuevo ritmo. Lo hizo mediante dos trabajos: “Mozambique”, del periodista argentino Alfredo Muñoz-Unsain; y “Ton, qui, Pa”, del escritor Abelardo Piñeiro. Este último resultó una entrevista concedida por Pello, en la que además se refirió al origen de la canción “Mozambique de la caña”, la que orquestó a petición de Fidel Castro. La letra, reproducida en la publicación, constituía una ingeniosa convocatoria a la participación del pueblo en la tarea más importante del momento: la zafra azucarera; cuyo éxito sería garantía para lograr los 10 millones de toneladas de azúcar en 1970. La canción comenzaba así: 

“La gente va llegando al corte 

la gente va llegando al corte

y todos los que no son vagos

empiezan a coger la mocha. 

Algunos dicen que sí. 

Ninguno dice que no. 

Y así poco a poco

no queda ni el gato sin ir a “pegar”

 Y todos a coro

gozando y cantando se van a cortar (…)”. 


Los fotógrafos Orlando García, Ernesto Fernández, Mario García Joya (Mayito) y Nicolás Delgado captaron con sus instantáneas la alegría de las personas, de Pello y sus bailarinas, mientras ejecutaban la coreografía del Mozambique ideada por el músico. Este ritmo llegó a ser tan popular, que en las escuelas los niños aprendían sus pasillos para interpretarlos en las actividades festivas.


En aquellos años, el realizador Nicolás Guillén Landrián dirigió el documental “Los del baile” (1965), para el cual tomó como motivo central una presentación de la orquesta de Pello el Afrocán en los Jardines de la Tropical. Landrián desarrolló su discurso en torno a la ejecución de la pieza y de los hombres y mujeres que disfrutaban el baile, enfocado en destacar la identidad del negro dentro de la cultura popular cubana. Sobre la obra de este cineasta escribieron Dean Luis Reyes, Laura Álvarez Ponce y Jorge Luis Sánchez para la revista Coordenadas del Cine Cubano 3 (2014). Recientemente el portal Cubadebate anunció que el Icaic acomete la restauración integral de la filmografía de Guillén Landrián. Con dicha labor será posible volver a disfrutar de “Los del baile”, y de otros documentales de este creador. Esa es, sin dudas, una excelente noticia. 



Niña leyendo...