Noticias

120 Aniversario de la BNCJM

Ver todas las noticias

Foto de 120 Aniversario BNCJM- Ilustres en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí: Clara Porset, pionera del diseño de muebles

120 Aniversario BNCJM- Ilustres en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí: Clara Porset, pionera del diseño de muebles

5/1/2021
Por: Mabiel Hidalgo Martínez, Biblioteca Nacional José Martí

Para el arte cubano y latinoamericano el nombre de Clara Porset figura entre lo más notable del diseño de muebles. La creadora de la silla butaque -su mueble insigne, curvo, bajo, de formas orgánicas- desarrolló el gusto por el interiorismo y revolucionó conceptos del diseño industrial en tiempos del Movimiento Moderno, con propuestas que apuntaron hacia un racionalismo en función del uso. Los muebles de la artista cubana se caracterizan por su funcionalidad y bajo costo, por su ligereza y comodidad, y porque combinan elementos tradicionales con los estándares internacionales de belleza.  

Clara María del Carmen Magdalena Porset y Dumas nació en Matanzas, el 25 de mayo de 1895, provenía de una familia de la alta sociedad que pudo brindarle una educación esmerada en la Universidad de Columbia de Estados Unidos, donde cursó la especialidad de Arte. Viajó por Europa, adentrándose en las corrientes vanguardistas del arte; en París amplió los estudios de Estética en la Universidad de la Sorbona, en tanto los de Arquitectura e Historia del Arte los hizo en la Escuela de Arquitectura de la capital de Francia. En esa ciudad inició su formación en la disciplina del diseño de muebles, profesión que marcaría su desempeño profesional.  

De vuelta a Cuba, a inicios de la década del treinta, abre su oficina de diseño en el edificio América del Vedado, y experimenta nuevos conceptos que publica en la revista Social. Después del derrocamiento de la dictadura de Gerardo Machado, Clara fue nombrada directora de la Escuela Técnica Industrial para Mujeres Rosalía Abreu y de la Cátedra de Arte Industrial, al tiempo que estrecha relaciones con intelectuales cubanos de izquierda.  

Cuba y México fueron sus dos patrias. Se casó con el pintor muralista mexicano Xavier Guerrero, amigo de los pintores Frida Kahlo y Diego Rivera. En la nación azteca desarrolla su carrera de manera sostenida y con éxito. Con su línea de muebles alcanza uno de los cinco premios continentales conferidos por el concurso Organic Design, organizado por el MOMA de Nueva York. En 1957 gana medalla de plata en la Trienal de Milán, Italia, con una línea de muebles realizada para el hotel Pierre Marqués, de Acapulco. La docencia, las exposiciones y las colaboraciones en revistas de diversas nacionalidades afianzan el prestigio de una artista consagrada en el mundo del diseño.

Al triunfo de la Revolución, Clara Porset regresó a Cuba y diseñó por encargo del comandante Fidel Castro el mobiliario para la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, en la Sierra Maestra. Sus muebles también se ubicaron en el Instituto Superior de Arte, la Escuela Nacional de Arte, en particular, los de la Escuela de Danza y Artes Plásticas, y en algunas viviendas habaneras.

Quienes conocieron a la Porset -Clarita para sus allegados- refieren que las aulas e instituciones donde impartió conferencias se llenaban de profesionales y estudiantes. De igual manera, el Salón de actos de la Biblioteca Nacional José Martí (BNJM), completó sus capacidades el 5 de enero de 1960 para escuchar la disertación de la experimentada artista sobre el mueble y su diseño.

Dos años más tarde, el 28 de mayo de 1962, a sus 67 años, regresa a la Biblioteca Nacional con la charla “Arte en la industria”, actividad coordinada por el departamento de Arte de la institución, con la asesoría de su jefa, María Elena Jubrías. Por entonces se encontraba inmersa en el diseño de los muebles de la rectoría de la Universidad de La Habana y preparaba el proyecto para la fundación de la Escuela Superior de Diseño Industrial de La Habana,  bajo la dirección del comandante Ernesto Che Guevara, ministro de Industrias.  

Las dos últimas décadas de su vida se desarrollaron en México, lugar en el que contribuyó a la creación de la carrera de Diseño Industrial. Falleció el 17 de mayo de 1981, legando una singular obra, fruto de su obsesión por lo útil y auténtico. La Universidad Autónoma de México (UNAM) reconoce la obra de la diseñadora cubana con una beca en su nombre para la formación de mujeres diseñadoras industriales. Su biblioteca personal la donó a la Escuela de Arquitectura de la mencionada universidad.

La última voluntad de la Porset fue que sus restos descansaran en tierra cubana, expresada en carta a su amigo Juan Marinello, lo cual, lamentablemente, no se cumplió.  La Primera Bienal de Diseño de La Habana, celebrada en 2016, inició con una exposición de la obra de Clara, una artista de Cuba y también de América.



  • Foto de La directora de la BNJM, doctora María Teresa Freyre de Andrade presenta la conferencia de Clara Porset, 5 de enero de 1960. Colección BNJM. La directora de la BNJM, doctora María Teresa Freyre de Andrade presenta la conferencia de Clara Porset, 5 de enero de 1960. Colección BNJM.
  • Foto de Clara Porset e invitados a su conferencia, 5 de enero de 1960, Salón de actos de la BNJM. Colección BNJM. Clara Porset e invitados a su conferencia, 5 de enero de 1960, Salón de actos de la BNJM. Colección BNJM.
  • Foto de Charla “Arte en la Industria” por Clara Porset, 28 de mayo de 1962. Cooperativa Fotográfica. Colección BNJM. Charla “Arte en la Industria” por Clara Porset, 28 de mayo de 1962. Cooperativa Fotográfica. Colección BNJM.

Niña leyendo...