Noticias

120 Aniversario de la BNCJM Concurso Leer a Martí logo Programa Nacional por la Lectura logo

Ver todas las noticias

Foto de 120 Aniversario BNCJM- De la historia contada por las revistas cubanas de los sesenta.

120 Aniversario BNCJM- De la historia contada por las revistas cubanas de los sesenta.

13/3/2021
Por: Hilda Pérez Sousa, Biblioteca Nacional José Martí

Así expresara el arquitecto camagüeyano Ricardo Porro en el amplio reportaje fotográfico, a cargo de Nicolás Delgado y Orlando García, con fotos a color y a toda página de dos nuevas escuelas de arte en La Habana: Artes Plásticas y de Danza Moderna y Folklórica. En el mismo aparecen  varias opiniones publicadas en revistas extranjeras sobre la arquitectura de estos centros, en los que se destaca el desempeño del arquitecto cubano, quien fuera entrevistado por el periodista Darío Carmona para la revista Cuba en el artículo titulado “Dos ciudades de la imaginación”.

Porro es nombrado arquitecto-jefe para la construcción de las Escuelas de Arte en los campos de golf de lo que fue el Country Club Habanero, en el extremo Oeste de La Habana. En tan solo dos meses - un tiempo record- tiene listo los proyectos de las dos escuelas cuyo plan emergió en 1961. La institución estaba concebida para mil quinientos becarios que cursarían estudios profesionales de Artes Plásticas, Artes Dramáticas, Danza Moderna y Folklórica, Ballet Clásico y Música. Elogió a los dos arquitectos italianos que trabajaron junto a él: el veneciano Roberto Gottardi y el milanés Vittorio Garatti, quienes diseñaron las escuelas de Música, Ballet y Artes Dramáticas.  

A decir del propio Porro “No quisimos contrastar la arquitectura con el paisaje, sino integrarla a él. Por fuera la arquitectura de estas escuelas se hermana con el panorama, fluye con él como si llevara su misma sangre. Por dentro cada una de ella florece con la estructura de una pequeña ciudad” 

 

Construidas con el mismo material: ladrillos y los techos de bóvedas catalanas hacen que cada escuela tenga su propia estructura, pero forman un conjunto armónico entre la arquitectura colonial cubana y las tradiciones africanas, como parte de la identidad nacional.  Como planteara el mismo Porro “Cuba es barroca. Es barroca la forma compleja de sus costas, el dibujo de sus caracolas. Carpentier es un escritor barroco y Portocarrero un pintor barroco. "Y las mujeres cubanas son barrocas. Sus formas, sus caderas, la disposición de sus curvas  son de un barroquismo puro".

Ricardo Porro Hidalgo es graduado de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de La Habana. Estudió en el  instituto de Urbanismo de la Universidad de La Soborna y en Venecia como alumno de un curso intensivo del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna. Siempre se interesó por los países escandinavos y recorrió algunos de ellos como Dinamarca, Suecia, Finlandia investigando sobre cómo se vive en el lado opuesto al trópico. A pesar de que no fue un arquitecto prolífico sus obras marcaron un hito, sobre todo las dos escuelas de arte consideradas “joyas de arquitectura moderna cubana”. 



Niña leyendo...

Catálogos de la BNCJM