Efemérides


30/Diciembre

No puedo ser feliz, Cuando tú me quieras, Al fin amor, Profecía, Te espero en la eternidad, Es tan fácil mentir… todos estos títulos de creaciones musicales y muchos más forman parte de la fecunda obra de un importante compositor, músico y director de orquesta cubano, el maestro Adolfo Guzmán, cuyo fallecimiento se produjo el 30 de julio de 1976 en La Habana.

Nacido también en la capital cubana el 13 de mayo de 1920 desde pequeño realizó estudios relacionados con el piano y armonía y siendo muy joven mostró sus excepcionales cualidades. En 1934 , cuando tenía 14 años, compuso lo que fue su primera creación musical, un vals que tituló Marina. Dos años después, cuando todavía era un jovenzuelo formó un dúo con el cantante Floro Acosta, dúo que fue acogido con grandes muestras de simpatía por parte del público.

En 1936 comenzó a trabajar como pianista acompañante en la Compañía de Variedades Infantiles que funcionaba en el teatro Martí.

En 1938 un hecho realmente casual propició que Adolfo Guzmán cobrara cierta notoriedad como pianista. Había llegado a la capital cubana un grupo musical sudamericano y en un momento determinado se hizo necesario la presencia de un pianista cubano y fue así que Guzmán entró a formar parte de dicha agrupación con la que se mantuvo actuando hasta 1943. Por esa época desempeñó las funciones de pianista acompañante de grandes figuras internacionales que visitaron Cuba. En los años cincuenta Adolfo Guzmán también trabajó en la televisión y a la vez creó en este período varias de sus más significativas composiciones. Después de 1959 Adolfo Guzmán además de su labor específica como compositor, instrumentista y director de orquesta, igualmente atendió diversas responsabilidades en distintas instituciones.

Hoy: 30/12 El 30 de diciembre de 1984 falleció en La Habana la popular cantante cubana Moraima Secada.

En la década de los años cincuenta del siglo veinte comenzó Moraima su carrera artística como cantante de la orquesta Anacaona. Algún tiempo después pasó a formar parte del cuarteto Las D’Aída, con el cual se mantuvo durante varios lustros. Con posterioridad Moraima Secada se presentó como solista y continuó alcanzando múltiples éxitos. En su voz, y con su particular estilo, se hicieron populares diversas creaciones musicales, entre ellas una titulada Perdóname conciencia.

Moraima fue una artista muy vinculada con su pueblo. En una oportunidad al hacer referencia a su interrelación con el público ella afirmó: No me quejo del pueblo, de ese pueblo del que guardo momentos, recuerdos tan agradables. Y lo respeto mucho.

Otras efemérides en este mes : Diciembre