Noticias

120 Aniversario de la BNCJM

Ver todas las noticias

Foto de Concurso Leer a Martí 2000. Mi cuerpo ha cambiado

Concurso Leer a Martí 2000. Mi cuerpo ha cambiado

18/11/2020
Por: Jessica Álvarez Bellas, Biblioteca Nacional José Martí

Concurso Leer a Martí 2000. Mi cuerpo ha cambiado

Por: Jessica Álvarez Bellas

Hoy Zhenia Sofía una adolescente ganadora del Concurso Leer a Martí del año 2000 que en aquel momento estaba en 8vo grado y concursó por su provincia Granma. Vean lo que escribió. Seguro les va a gustar.

(Palpitar del corazón)

Zhenia Sofía Gutiérrez Ponce

                                 Palpitar del corazón 

                                       Todos los árboles de la tierra se concentran al cabo en uno, que dará en lo eterno suavísimo aroma: el árbol del amor (…) 


Me miro en el espejo, mi rostro ha cambiado, mi cuerpo también, he elevado mi estatura, comienzo a impacientarme por muchachos atractivos, mi corazón se exalta. Por mi sangre corre un calor nuevo. La mirada de algunos de mis compañeros se desliza por mi cuerpo de forma diferente. Oigo la conversación atolondradas de algunas compañeras de mi edad. Me confundo. Apelo a mi madre, escucho su consejo: -Acude a Martí, él puede hablarte como un hermano mayor, sólo él puede llevarte de la mano hasta el umbral de tu nueva vida.

Ya en la noche, en la intimidad de mi cuarto, enciendo la lámpara situada en la mesa de estudio, tomo un libro y leo la carta del hermano universal: ´´Tengo delante de mí, mi hermosa Amelia, como una joya rara y de luz blanda y pura, tu cariñosa carta´´ . Cierro los ojos, sueño despierta

Ahí está el delante de mí, con su sonrisa tierna, su mirada cariñosa y su inmensa bondad. En secreto coloquio, le cuento:

-Soy dedicada al estudio al que he consagrado mi niñez, y obtengo buenos resultados, soy una adolescente-niña con mi pequeña sobrina; atiendo a mis ancianos abuelos con los que converso, les peino sus cabellos, jaraneamos; cuido de las flores y plantas de mi abuela

Me responde Martí:

-´´Ahí está tu alma serena, sin manchas, sin locas impaciencias. Ahí está tu espíritu tierno, que rebosa de ti como (la esencia de) las 1ras flores de mayo´´.

-Mi vida está cambiando, mi aspecto también, y es lógico, estoy dejando de ser niña y adolescente para ser una joven, para ser mujer

Le oigo decir:

-´´Por eso quiero yo que te guardes de vientos violentos y traidores, y te escondas en ti a verlos pasar: que, como las aves de rapiña por los aires, andan los vientos por la tierra en busca de la esencia de las flores´´ .

En la penumbra de la alcoba su serena y dulce mirada me hace confiar más en él, le explico:

-Quiero ser feliz y encontrar a alguien con quien compartir mi felicidad

-´´Toda la felicidad de la vida, (…) está en no confundir el ansia de amor que se siente a tus años con ese amor soberano, hondo y dominador que no florece en el alma sino después del largo examen (…) ´´ 

- ¡Pero yo pudiera estar enamorada! –le digo para defenderme 

Al oír mi argumento me responde con tono seguro:

-´´Hay en nuestra tierra una desastrosa costumbre de confundir la simpatía amorosa con el cariño decisivo e incambiable que lleva a un matrimonio que no se rompe, ni en las tierras donde esto se puede, sino rompiendo el corazón de los amantes desunidos´´ .

Replico yo con menos firmeza:

-Algunas de mis amigas dicen ser adultas y suficientemente maduras para el amor

Veo entonces algo de enojo en sus ojos cuando me dice:

-´´Empiezan las relaciones de amor en nuestra tierra por donde debieran terminar. Una mujer de alma severa e inteligencia justa debe distinguir entre el placer íntimo y vivo, que semeja el amor sin serlo, (…) y ese otro amor definitivo y grandioso (…) esta consagración tierna y valerosa que ha de durar toda la vida´´ .

Aquella respuesta me hizo recordar lo que él había escrito sobre un personaje y un gran amor: ´´ ¿Y aquel del Camagüey, aquel diamante como alma de beso? Ama a su Amalia locamente; pero no la invita a levantar casa sino cuando vuelve de sus triunfos de estudiantes (…) ´´ 32

Y me pregunto, ¿esperamos todos en la actualidad terminar los estudios para formar una familia? Medito y voy entendiendo qué es un gran amor y cuándo estamos realmente preparados para asumir la responsabilidad de la maternidad y la paternidad. Aquella exhortación del hermano mayor me va enseñando la realidad de la vida y el camino de la felicidad

-´´ (…) eso que te digo es un código de ventura, y (…) quien olvide mi código no será venturoso´´ .

Esta advertencia tiene la profundidad de la Sagrada Escritura y siento que los jóvenes debemos asumirla. ¡Cuánto ha visto el Maestro y cuánto ha vivido:

-´´He visto mucho en lo hondo de los demás, y mucho en lo hondo de mí mismo. Aprovecha mis lecciones´´ 

-Pero, Maestro, mi edad es de novela, se piensa en príncipes azules, en el gran amor de la vida, en los galanes, en los sueños, en el querer

Vuelve a sonreír y yo también. Me comprende, pero se preocupa, teme que esté afectada por los librejos que suelen describir pasiones que no existen o que, si ocurren, no son como se narran. Yo sé bien que así les sucede a algunas jóvenes, que se descubren por galanes parecidos a los de las novelas rosadas, ya sea por su físico o por sus riquezas materiales

Por último, Martí me asegura:

-`` (…) El amor, como el árbol, ha de pasar de semilla a arbolillo, a flor, y a fruto´´ 35. Al oírle siento sosiego por mí y a la vez pena por aquellas que confundidas no se acercaron a él como hermano bueno y abandonaron los estudios para convertirse en madres, cuando les faltaba mucho por conocer de la vida, o las que, ilusionadas y sin una guía, emprendieron el camino del amor fácil por el lujo desmedido

El sueño me va venciendo y la imagen del hombre más puro de la raza se va haciendo menos clara, se va desvaneciendo en el tiempo y espacio, pero queda su enseñanza imborrable, sin embargo, siento antes de quedarme dormida, una caricia en mi frente que no sé, si fue un beso o el soplo de la brisa que entra por mi ventana abierta.




Niña leyendo...