Noticias

120 Aniversario de la BNCJM Concurso Leer a Martí logo Programa Nacional por la Lectura logo

Ver todas las noticias

Foto de 120 Aniversario BNCJM- Ilustres en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí: María Teresa Linares, musicóloga por siempre

120 Aniversario BNCJM- Ilustres en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí: María Teresa Linares, musicóloga por siempre

27/1/2021
Por: Mabiel Hidalgo Martínez, Biblioteca Nacional José Martí

En 1960, las colecciones de documentos, libros y discos del recién inaugurado departamento de Música de la Biblioteca José Martí, seguramente ocuparon la atención de la musicóloga y acuciosa investigadora cubana María Teresa Linares. Su esposo, el músico, compositor y pedagogo Argeliers León, se desempeñaba como jefe de dicho departamento, luego de haber ganado la plaza del concurso de oposición convocado por la directora María Teresa Freyre de Andrade.

La presencia de la doctora Linares se volvió habitual en la institución. El intenso trabajo en la catalogación de los materiales, la organización de cursos sobre música cubana, las conferencias en el Salón de Actos, los conciertos y otras actividades contaron con su asesoría. Y es que María Teresa colaboraba con Argeliers desde que este era discípulo de don Fernando Ortiz. Según refirió en una entrevista con motivo de su ochenta cumpleaños, era muy buena mecanógrafa y le tecleaba los trabajos a su esposo. Además,  lo ayudaba en el fichaje de los libros que necesitaba. (1)

Se convirtió en su más fiel colaboradora, a la vez que se imbuía del genio creativo de Argeliers, en una simbiosis de amor y pasión por la investigación de las raíces de la música cubana. El acompañamiento de María Teresa también devino decisivo en la publicación de la Revista de Música, proyecto que lideró Léon en 1960, en el departamento de Música de la BNJM, el cual arrojó ocho números de estimable valor para la historiografía musical de la Isla.  

María Teresa Linares Savio nació en el barrio del Cerro, La Habana, el 14 de agosto de 1920. El oído musical le llegó por la raíz paterna. Su abuelo fue director de banda, y su padre -a pesar de no ser músico profesional- llevaba el ritmo en las venas. 

La joven estudió en el Conservatorio Municipal de Música de La Habana (actual Amadeo Roldán). En el prestigioso centro fue alumna del maestro Harold Gramatges. También Argeliers fue su maestro. 

Muy pronto integró la Coral de La Habana. Recibió los Cursos de Verano de la Universidad de La Habana y más tarde impartió docencia en estos, alrededor de una década, destacándose en los de música folklórica que ofreció junto a su esposo. 

Como profesional ocupó diversas responsabilidades con posterioridad al triunfo de la Revolución. En el Teatro Nacional de Cuba sentó las bases para la creación del Conjunto Folklórico Nacional. Fundó junto a Argeliers el Instituto de Etnología y Folklor de la Academia de Ciencias; dirigió el Museo Nacional de la Música y se desempeñó como Vicepresidenta de la Fundación Fernando Ortiz. 

Sus investigaciones del folklor cubano las desarrolló desde un intenso trabajo de campo, realizando entrevistas a sus protagonistas, buscando siempre la esencia de los ritmos en las capas populares. 

A pesar de habérsele encasillado como investigadora de la música campesina, la doctora Linares incursionó en casi todos los géneros de la música cubana. Su testimonio lo reafirma:

[…] La Antología de Música Afrocubana la hice yo. Utilicé, por ejemplo, al grupo Iyesá de Matanzas, luego de que Argeliers hubiera hecho una conferencia con ellos en la Universidad. […] Para realizar el disco sobre cantos Arará, varias muchachitas estudiantes de Musicología fueron conmigo a Jovellanos […]. (2)

En su brillante trayectoria recibió premios, homenajes, en compensación a una vida consagrada a la investigación, al conocimiento profundo de nuestra identidad musical. Entre otras distinciones a su obra se encuentran el Premio María Teresa García Montes de Giberga (1958), Premio de Investigación Cultural (1999), Premio Internacional Fernando Ortiz (2000),  Premio Nacional de Música (2006), Distinción por la Cultura Nacional y la Orden Félix Varela.  

Teté Linares, como le llamaban sus allegados, recién finalizó su centenaria existencia. Su obra es fuente inagotable para la cultura cubana, de ella beben, fortalecidos, sus continuadores.  

Notas:

(1) Miriam Escudero. “De memorias y raíces con María Teresa León”. En: Opus Habana, 30 de noviembre de 2001. 

(2) ídem. 

Foto portada: El maestro Argeliers León dirige concierto homenaje a Amadeo Roldán. En el público se encuentra la doctora María Teresa Linares (primera fila, segunda de izquierda a derecha). Salón de Actos de la Biblioteca Nacional, 26 de mayo de 1960. Colección de fotografías BNJM.


  • Foto de María Teresa Linares (tercera de izquierda a derecha) junto a Argeliers León, la directora de la Biblioteca Nacional e invitados, en un coctel ofrecido a la señora del músico y compositor soviético de origen armenio Khachaturian, 19 de febrero de 1960. BN María Teresa Linares (tercera de izquierda a derecha) junto a Argeliers León, la directora de la Biblioteca Nacional e invitados, en un coctel ofrecido a la señora del músico y compositor soviético de origen armenio Khachaturian, 19 de febrero de 1960. BN
  • Foto de El matrimonio León-Linares junto a los colegas de la Biblioteca en un almuerzo en el Cabaret Parisién del Hotel Nacional, 5 de febrero de 1961. Colección de fotografías BNJM. El matrimonio León-Linares junto a los colegas de la Biblioteca en un almuerzo en el Cabaret Parisién del Hotel Nacional, 5 de febrero de 1961. Colección de fotografías BNJM.

Niña leyendo...

Catálogos de la BNCJM